miércoles, 1 de junio de 2011

Panamá: ACCIÓN URGENTE: se inundarán hogares de familias indígenas

Pais | Panamá | Publicado | 31 mayo 2011 11:12
Las familias de una comunidad indígena del noroeste de Panamá corren peligro de muerte o de sufrir lesiones porque sus poblados pronto van a ser inundados como parte del proyecto de construcción de una presa.
Cientos de familias se han mudado ya, pero otras, que aún negocian su reasentamiento, permanecen en sus hogares.
La presa de Chan-75 lleva varios años construyéndose en el distrito de Changuinola, en la provincia panameña de Bocas del Toro. Las autoridades locales han estado negociando con cientos de familias de la comunidad indígena ngäbe para reasentarlas desde los poblados de Guayabal, Valle Rey y Charco de la Pava, con el fin de que la zona pueda ser inundada. Muchas familias ya han abandonado la zona, pero algunas están aún negociando, por lo que siguen viviendo en el área que va a ser inundada. Algunas de las familias que aún no se han reasentado afirman que la indemnización que les prometieron sólo se ha pagado en parte.
El 20 de mayo, la oficina del vicepresidente de Panamá emitió un comunicado de prensa que mencionaba que estaba “próximo a iniciar el proceso de llenado” de la presa. Amnistía Internacional ha recibido informes que indican que las compuertas de la presa se han cerrado, y que el nivel de agua ya ha empezado a subir.
Amnistía Internacional teme que la vida, la seguridad y el sustento de las familias que permanecen en sus hogares puedan correr peligro si la inundación comienza antes de que hayan sido reasentadas sanas y salvas.
ESCRIBAN INMEDIATAMENTE, en español o en su propio idioma:
1. expresando preocupación porque la inundación ha comenzado mientras continúan en la zona algunos residentes, lo que pone en peligro su vida, su seguridad y su sustento;
2. pidiendo al Estado de Panamá que se abstenga de iniciar las operaciones de llenado de la presa mientras continúen las negociaciones con algunas familias.
ENVÍEN LOS LLAMAMIENTOS, ANTES DEL 13 DE JULIO DE 2011, A:
Juan Carlos Varela
Vicepresidente de la República, Ministro de Relaciones Exteriores
San Felipe, Calle 3, Palacio Bolívar, Edificio 26, Panamá 4
Panamá
Fax: +507 511 4003
Tratamiento: Estimado Sr. Vicepresidente
Roxana Méndez de Obarrio
Ministra de GobiernoCl. 3 y Av. 7, Central San Felipe
Apdo. Postal: 1628, Zona 1
Panamá
Fax: +507 512 6002
Tratamiento: Estimada Sra. Ministra
Y copia a:
ONG local
Alianza para la Conservación y el Desarrollo (ACD)
Vía Argentina, Edificio 78 Apto 2
Ciudad de Panamá, Panamá
Apartado Postal: 082400028
Envíen también copias a la representación diplomática de Panamá acreditada en su país. Consulten con la oficina de su Sección si van a enviar los llamamientos después de la fecha indicada.
INFORMACIÓN adicional
En septiembre de 2009, el relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos y las libertades fundamentales de los indígenas publicó un informe sobre el caso del Proyecto Hidroeléctrico Chan-75 (A/HRC/12/34/Add.5). En él señaló que habría “impactos significativos para las comunidades indígenas en el área del proyecto” y concluyó que “[n]inguna de estas comunidades fueron consultadas adecuadamente y con carácter previo a la decisión de aprobar el proyecto por parte del Estado, ni tuvieron la oportunidad de otorgar su consentimiento en relación con su reasentamiento”.
En junio de 2009, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares en las que pedía que el Estado de Panamá suspendiera la construcción de la presa y adoptara las medidas necesarias para garantizar tanto la libre circulación como la vida y la integridad física de los miembros de la comunidad ngäbe, con el fin de impedir actos de violencia o intimidación.
En mayo de 2010, la Corte Interamericana de Derechos Humanos denegó la concesión de medidas provisionales.
AU: 153/11 Índice: AMR 44/001/2011
Fecha de emisión: 25 de mayo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada