sábado, 24 de septiembre de 2011

El cambio climático ya produce significativos cambios en especies del Atlántico


sáb 24 sep, 2011 a las 18:12
Las poblaciones de peces del Atlántico noreste ya se están trasladando por el calentamiento de las aguas. Este cambio perjudica a algunos stocks pero beneficia a otros, revela una investigación publicada esta semana en Current Biology.

Este estudio sobre el “panorama general” es el primero que combina una serie de datos europeos, que incluyeron más de 100 millones de peces, para analizar como afecta el cambio climático las pesquerías comerciales importantes de Europa.

Los investigadores examinaron datos de 28 años, recolectados por la agencia de pesca británica de 11 estudios de independientes que abarcaron un ámbito de más de un millón de kilómetros cuadrados de la plataforma continental europea.

La investigación, dirigida por el doctor Steve Simpson de la Universidad de Bristol en colaboración con investigadores de otras ocho instituciones, destaca que el calentamiento en el Atlántico noreste se produce a un ritmo que cuadriplica el promedio global de los últimos 30 años.

“Si bien un cambio de 1,3 °C en la temperatura media anual en el Mar del Norte durante las últimas tres décadas puede parecer trivial, la temperatura tiene una gran influencia en las tasas de maduración de los huevos, el desarrollo y la supervivencia de las larvas de peces, y los impactos en las comunidades de plancton que sostienen la cadena alimentaria de las pesquerías comerciales”, explica Simpson, investigador de la Facultad de Ciencias Biológicas de la Universidad de Bristol.

Las aguas más superficiales del Mar del Norte, entre el Reino Unido y Dinamarca, experimentaron el mayor cambio hasta el momento, informa Earth Times.

“Vemos que a muchas más especies de aguas templadas sureñas les va mejor en la plataforma europea que a especies adaptadas al frío del Norte. Esto significa especies de cuerpos más pequeños, de crecimiento más rápido y con generaciones de vida más corta y, posiblemente, más diversidad”, agrega Simpson.

Los datos demuestran que los peces en las aguas europeas ya atravesaron cambios intensos en el nivel de las poblaciones, relacionados con las tendencias regionales drásticas del calentamiento. Una cantidad masiva del 72% de las especies de peces comunes sufrió un cambio en la abundancia vinculado con el aumento de las temperaturas del mar.

De esos peces, tres de cada cuatro especies experimentaron un crecimiento de la población.

Las capturas de las especies que prefieren el agua fría, como el eglefino (haddock) y el bacalao, cayeron a la mitad en las últimas tres décadas, mientras que los desembarques de especies que prefieren aguas más templadas y las exóticas, como el salmonete de roca, la merluza y el lenguado, continúan en aumento, señala un informe de la BBC.

Según la investigación, los resultados obtenidos demuestran que los estudios que sólo se enfocan en los cambios de algunas especies en particular pueden pasar por alto los efectos más relevantes desde el punto de vista ecológico y económico del calentamiento.

“Podríamos ver un declive mayor de las especies adaptadas al frío, muchas de las cuales fueron fundamentales para nuestros abuelos. La contracara es un posible aumento de las especies que para el Reino Unido podrían llegar a ser relativamente exóticas, como el salmonete de roca y el pez de San Pedro”, pronostica Simpson.

“Con el tiempo, con una gestión eficiente y una respuesta apropiada en la demanda del consumidor, los mares europeos tienen posibilidades de tener pesquerías productivas y sustentables en el futuro”, asevera el investigador.

Seguir leyendo en: diarioecologia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada