sábado, 15 de octubre de 2011

Daniela Castro:“la ciudadanía está dispuesta a dar todas las luchas que sean necesarias para frenar Hidroaysén”

En representación de decenas de organizaciones y ciudadanos de Aysén y el resto del país, la secretaria técnica del Consejo de Defensa de la Patagonia hizo el ingreso de los argumentos que dan cuenta de que “hoy los ciudadanos estamos haciendo nuestro trabajo.
11 de Octubre, 2011 23:10
Ayer martes, en el plazo límite para presentar impugnaciones, fue el día que escogieron decenas de organizaciones y ciudadanos de la región de Aysén y el país para presentar sus reclamaciones ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) por la resolución gubernamental que aprobó HidroAysén.  La misma semana en que, además, se presentará ante la Corte Suprema la apelación por la resolución del tribunal de alzada de Puerto Montt que rechazó 7 recursos de protección interpuestos en contra de la decisión de la Comisión de Evaluación Ambiental de Aysén del 9 de mayo pasado.
Son más de mil las observaciones reclamadas por organizaciones nacionales y regionales, además de decenas de personas naturales, lo cual a juicio de la coordinadora técnica del Consejo de Defensa de la Patagonia, Daniela Castro, “demuestra que los ciudadanos están dispuestos a dar todas las luchas que sean necesarias, incluida ésta de carácter altamente técnico, para ejercer su derecho a tener una calidad de vida apropiada para ellos y sus hijos, y a que no se les imponga un modelo de desarrollo económico inequitativo e injusto”.   Indicó que este inédito proceso echa por tierra la crítica que el director del SEA, Ignacio Toro, hiciera hace algunos meses cuestionando que no se hubieran presentado reclamaciones ciudadanas al límite del plazo legal de mediados de junio, en circunstancias de que éste fue paralizado por la orden de no innovar de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, “porque lo positivo de esa suspensión del proceso fue que la ciudadanía pudo preparar de mejor formas sus reclamaciones, las que deberá evaluar el Comité de Ministros luego que, como lo señalara el propio gobierno, la Corte Suprema decida sobre la apelación que se está presentando esta semana.  A estas alturas del proceso por HidroAysén y aunque ya estamos acostumbrados, seguimos preocupados de ver cómo el gobierno critica la acción ciudadana y se alínea con la empresa, lo que hace un flaco favor a la confianza en la institucionalidad”.
De esta forma, desde el pasado jueves y finalizando esta mañana, presentaron sus observaciones organizaciones nacionales como Chile Ambiente y Chilesustentable, y regionales como la filial Aysén de Codeff, la Agrupación de Defensores del Espíritu de la Patagonia de Cochrane, la Cámara de Comercio y Turismo de La Junta, la Cámara de Comercio y Turismo de Puyuhuapi, la Pastoral Social del Vicariato Apostólico de Aysén, la Cámara de Turismo de Coyhaique, la Agrupación de Defensores de la Cuenca del Murta, la Agrupación Herederos de la Patagonia de Villa Cerro Castillo, la Escuela de Guías de la Patagonia, la Fundación Educacional San Pablo, la Agrupación Cultural y Ambiental de Puerto Río Tranquilo, la Escuela NOLS, el Colectivo de Mujeres Desnudando y la Agrupación Caminemos Juntos, entre otras entidades.  Junto a ellas, múltiples personas naturales.
Estamos ratificando el que no se hayan considerado nuestras observaciones.  Éste es un proceso que viene viciado desde un principio, la mayoría de las observaciones que hicimos apuntan a que el estudio estaba incompleto y que se le debería haber aplicado el artículo 24 en su momento, que el intendente de la época Selim Carrasco no hizo y lo cual originó esta serie de actos que hemos conocido.  Había muchísimas observaciones que se hicieron de partes no contempladas en el estudio, como la cartografía presentada que era un chiste, las escalas no correspondían a la cartografía que se usa técnica y profesionalmente en estos momentos” señaló al respecto el presidente de Costa Carrera Alejandro del Pino, recalcando que algo similar ocurrió con las rutas de navegación.
Nosotros participamos durante 2008 en todo el proceso de participación ciudadana, una participación muy restrictiva donde ibas a las reuniones y a veces ni siquiera podías hablar.  Presentamos en noviembre de 2008 nuestras observaciones, se demoraron 3 años en responder nuestras preguntas y entremedio el proyecto avanzó, ingresaron nuevas informaciones y ésas no las pudimos observar y luego de tres años nos respondió acá mismo la comisión.  No nos respondió HidroAysén ni sus profesionales, sino la Comisión de Evaluación Ambiental, es decir, más encima está subsidiada con plata nuestra” expresó Verónica Venegas, en representación del Colectivo de Mujeres Desnudando y la Agrupación Caminemos Juntos.  Sus observaciones apuntaron esencialmente a los impactos demográficos de 5 mil trabajadores varones en Cochrane (localidad de casi 3 mil habitanes), porque según la empresa “nadie se va a querer quedar a vivir acá, nadie va a salir de los campamentos, la gente va a venir poco menos que en una caja hasta allá, no va a ver el paisaje y no se va a querer quedar”, situación que además incidiría además en un aumento explosivo en la tasa de enfermedades de transmisión sexual, algo a lo que también apuntó el Ministerio de Salud, el único voto de rechazo del proyecto cuando se aprobó el proyecto el 9 de mayo.
En general las reclamaciones apuntan a temas tan diversos como la no ponderación  de sus observaciones en el proceso, y problemas con la evaluación de los riesgos de los vaciamientos de lagos glaciares en la operación de los embalses y en la seguridad de comunidades ribereñas, el aumento a más del doble de la población de la provincia Capitán Prat con la llegada entre 5 mil y 7 mil trabajadores varones, la intervención del hábitat del amenazado huemul, y por sobre todo el impacto de los proyectos sobre las actividades económicas sustentables de la zona y en particular sobre el turismo.   Se agregan las observaciones que se relacionan con las extremas fluctuaciones del río Baker en 24 horas, los graves impactos en las especies acuáticas y la salud humana por los riesgos sanitarios relacionados con el hantavirus, y los problemas por el tránsito de buses y camiones en el Camino Longitudinal Austral durante una década de construcción, entre otras materias.  Incluso muchas de las observaciones simplemente no fueron consideradas o fueron contestadas con respuestas tipo “con las cuales pareciera la autoridad burlarse de los derechos de las personas” acotó Castro.  
Hoy los ciudadanos estamos haciendo nuestro trabajo.  Es de esperar que el gobierno no ignore estas reclamaciones, como la gente percibe que ha ocurrido hasta ahora con las observaciones ciudadanas en todo el proceso de evaluación ambiental de HidroAysén, que ha generado toda la rabia y frustración que desde el 9 de mayo recorre Chile” sentenció Daniela Castro.
Hizo un llamado al Comité de Ministros a cumplir el compromiso que asumiera la ministra de Medio Ambiente María Ignacia Benítez durante su reciente visita a Aysén, en el sentido de escuchar a todos quienes consideran “que sus observaciones, sus derechos y sus sueños han sido desestimados por el impresionante poder económico de una empresa, cuya iniciativa además de ser ilegal carece de algo que es más importante aún en un proyecto de la magnitud de HidroAysén, la legitimidad.  Un 75 % de los chilenos y chilenas, y una cifra similar de ayseninos, ya lo han expresado, no quieren represas en la Patagonia”.  
Fuente: elrepuertero.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada