viernes, 14 de octubre de 2011

Greenpeace tiene un nuevo guerrero del arcoiris

Noticia - octubre 14, 2011Alemania. En una ceremonia celebrada en Berna-Motzen, Alemania, Greenpeace lanzó a la mar la tercera versión de su buque de protesta: el Rainbow Warrior III..
Construido como un buque de campaña, el Rainbow Warrior III cuenta con modernos equipos de comunicaciones, dos lanchas rápidas y puede transportar un helicóptero. Puede llegar a los sitios más recónditos para documentar y mostrarle al mundo las amenazas ambientales que enfrentamos. Pero además es un buque eco-eficiente, su marco único de mástiles en forma de A soportan 1260m2 de velas, ayudando a mantener su huella de carbono al mínimo y haciendo de  ésta, una de las embarcaciones más ecológicas de su clase.
El Rainbow Warrior III, la nueva embarcación de Greenpeace, comienza este 14 de octubre su labor en defensa del medio ambiente. © Oliver Tjaden / Greenpeace

Todos los detalles fueron diseñados pensando en la sustentabilidad, desde la pintura a base de silicio en el casco, la madera certificada FSC en sus cabinas, hasta los sistemas de reciclaje a bordo y el sistema biológico de tratamiento de aguas residuales. El nuevo guerrero del arcoiris será propulsado e impulsado por el sol y el viento, y contará con la opción de pasar a un sistema diésel eléctrico eficiente energeticamente cuando haya mal tiempo.
"El nuevo Rainbow Warrior es el barco perfecto para navegar en las tormentas provocadas por la crisis ecológica, económica y democrática que azota a nuestro mundo", dijo Kumi Naidoo, Director Ejecutivo de Greenpeace Internacional, en la ceremonia inaugural.
"Con una tripulación internacional a bordo, el Rainbow Warrior III está listo para enfrentar a los criminales del medio ambiente en todo el mundo, investigar y exponer las actividades destructivas, pero quizá sobre todo para proporcionar una luz de esperanza e inspiración a la acción donde quiera que esté", abundó Naidoo.
Desde hace cuarenta años, cuando nuestra primer campaña para detener una prueba de armas nucleares en las islas Aleutianas inició, Greenpeace ha navegado por el mar, a menudo en  viejos barcos oxidados y prestados- ahora el nuevo Rainbow Warrior es su primer buque construido para y por nuestra organización.
Las embarcaciones de Greenpeace han ayudado a los activistas a situarse frente a los arpones para salvar a las ballenas, a detener los vertidos al mar de barriles de residuos tóxicos y radiactivos, a bloquear envíos de madera ilegal y a poner fin a los ensayos nucleares. Muchas de las mayores victorias del medio ambiente se han ganado con el apoyo del Rainbow Warrior, nuestro guerrero del arcoiris, y otros barcos de Greenpeace.

Melina Laboucan-Massimo, la madrina del nuevo Rainbow Warrior, citó la profecía de los indios Cree de la cual, el buque recibió su nombre...

"Llegará un momento en que la Tierra estará enferma y cuando esto suceda se reunirá una tribu de todas las culturas del mundo que creen en hechos y no en palabras. Van a trabajar para que se cure ... y serán conocidos como los "guerreros del arcoiris".
La construcción del Rainbow Warrior III fue pagada gracias a las más de 100.000 donaciones de personas que comparten nuestro reto: ganar la batalla por el futuro de nuestro planeta. El barco comienzan su vida con una gira de agradecimiento a lo largo de la costa europea antes de hacer su primera travesía por el océano para comenzar una campaña activa en América.
Este nuevo barco, y toda la historia que ha formado a Greenpeace en el mundo, son sólo posibles gracias a nuestros socios. Siendo socio de Greenpeace, estás ayudando y apoyando directamente nuestras campañas y acciones.
El mundo necesita más guerreros: faltas tú.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada