jueves, 17 de noviembre de 2016

Investigadores de la Universidad Austral de Chile estudian muerte de araucarias en el sur

El equipo del Laboratorio de Salud de Bosques y Ecosistemas se encuentra trabajando en tres puntos afectados del país: Reserva Nacional Ralco, Curanilahue, Parque Nacional Conguillío.

El laboratorio de Salud de Bosques y Ecosistemas de la Universidad Austral (UACh) ha comenzado a trabajar para averiguar qué está provocando la muerte de araucarias en el sur de Chile.

El equipo lo integran los investigadores Dr. Rodrigo Morales, Ing. Forestal Msc., Marcos Aravena y Dr. (c) Cristian González del Instituto de Conservación, Biodiversidad y Territorio de la Facultad de Ciencias Forestales y Recursos Naturales de la UACh. El Dr. Morales forma parte de una mesa de trabajo sobre este tema, donde participan universidades del área forestal del país, especialistas del SAG y empresas forestales.

En terreno

“Como laboratorio, nos interesó ir a chequear los sectores que están afectados, primero corroborando a través de literatura organismos que son señalados para araucaria y descartando eventuales nuevos organismos. Esta primera etapa comenzó en la Reserva Nacional Ralco”, explicaron los investigadores, según consigna la nota publicada por la UACh.
Durante dos días el equipo de la UACh observó la distribución y los patrones de afección dentro de la población de araucaria en la reserva. “No toda la reserva está afectada, existe un sector que está mucho más comprometido, cerca del volcán Callaqui. En general, son zonas puntuales en la distribución norte de la araucaria”, afirmaron.

En este sitio, según los investigadores, se aprecian individuos de todas las edades en diferentes clases de afectación. “Algunos árboles poseen la mitad de la copa muerta, otros están completamente muertos; existen individuos pequeños muertos y también adultos. Los síntomas comienzan por una sequedad del follaje, puede ser a la altura de la base de la copa o a veces de manera aleatoria, la que puede iniciarse en los brotes o desde la base del verticilo avanzando hacia la rama. Por lo tanto, la sintomatología es muy variable. Una vez que comienza, esto es progresivo y termina secándose toda la parte comprometida”.

Para los investigadores, este primer pasó sirvió de orientación para conocer la sintomatología y además observar si estos patrones se repiten en Conguillío y Curanilahue. Además, junto con la toma de muestras, el Dr. (c) Cristian González comenzará con los análisis moleculares que busquen identificar los posibles agentes tanto patológicos como entomológicos que estén causando esta sintomatología y, por lo tanto, llegar a esclarecer esta situación. Por otra parte, el Ing. Forestal Msc. Marcos Aravena se encuentra trabajando en la elaboración de diseños experimentales y modelado espacial de la sintomatología, a través de la correlación de variables geomorfológicas y bioclimáticas.

Variables climáticas versus sanidad de los bosques

A través de la dendrocronología, la estudiante de pregrado con vinculación al Magíster en Ciencias mención Bosques y Medio Ambiente, Tania Gipoulou, estudiará el efecto del clima e identificará potenciales eventos de sequía que pueden haber acontecido y que coincidan con el decaimiento de araucarias en estas zonas. Para ello se encuentran trabajando con el profesor Dr. Mauro González, académico del Instituto de Conservación, Biodiversidad y Territorio de la UACh e investigador del (CR)2.

Fuente: ecosistemas.cl

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada