martes, 7 de junio de 2011

Unas 5.000 personas piden en Barcelona el cierre de las centrales nucleares


Barcelona - 05/06/2011
Josep Puig, portavoz de la Plataforma Tanquem les Nuclears, afirma que es posible prescindir de las nucleares porque sobra potencia instalada
La plataforma `Tanquem ja les nuclears´ y 80 entidades más han exigido en las calles de Barcelona el cierre de las nucleares con el fin que se se eviten accidentes como los de las centrales de Fukushima (Japón) y Chernobyl (Ucrania).

Una pancarta de 225 metros cuadrados con el lema “Nucleares no, gracias”, ha sido llevada en volandas por cientos de manifestantes, desde Pla de Palau hasta la sede de Endesa, para solicitar que no se renueve el permiso de explotación a las centrales de Ascó y que no se levante el almacén central para residuos radiactivos y para que se apruebe ya un calendario para planificar el cierre de todos los recintos nucleares españoles.

La energía nuclear es incontrolable, sucia y un peligro para toda la sociedad, incluidos los accionistas de las empresas explotadoras de esta energía.

Josep Puig, portavoz de la Plataforma Tanquem les Nuclears, afirma que es posible prescindir de las nucleares porque sobra potencia instalada y ha indicado a los periodistas que se pide el cierre de las nucleares al considerar que son "el error tecnológico más grave de la humanidad".

La marcha, que ha discurrido sin incidentes y a la que se ha sumado el colectivo de 'indignados', ha partido este mediodía en Pla de Palau y ha finalizado ante la sede de la eléctrica Endesa. Durante el trayecto se han coreado consignas y se han mostrado pancartas con lemas como 'Nucleares no gracias'.

La convocatoria de la manifestación ha servido también para que Greenpeace presente un estudio sobre la dispersión hipotética de radiación que tendría un accidente de nivel 7 en la central nuclear de Ascó (Tarragona), elaborado en base a datos meteorológicos.

La ONG ecologista recuerda que la radiactividad puede viajar por el aire cientos de kilómetros, representando una amenaza para aquellos que inhalan aire radiactivo y pudiendo contaminar extensas áreas de terreno cuando las partículas radiactivas se fijan en el suelo, en base al estudio que ha realizado la Universidad de Ciencias Naturales de Viena (BOKU) en colaboración con el Instituto Austriaco de Ecología (Ökologie Institut).

Fuente: liberaong.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada