jueves, 17 de noviembre de 2011

La pesca ilegal está transformando el Mediterráneo en "un mar vacío"

La organización de conservación marina Oceana ha reclamado una mayor protección para los tiburones y para el pez espada especies que están siendo amenazadas por la demanda internacional y la pesca ilegal.
 | 14 Noviembre 2011 - 12:41 h.

Oceana ha acudido a Turquía donde se celebra la XXII reunión ordinaria de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT, por sus siglas en inglés) que comienza este viernes en Estabul, con el objetivo de impulsar la protección de los tiburones y el pez espada ya que, a su juicio, "si no se emprenden acciones de inmediatas", la demanda y la pesca ilegal amenazarán la mera existencia de estos depredadores marinos.
En este contexto, Oceana solicita al ICCAT (del que forman parte 48 países pesqueros del Atlántico) que prohíba la retención a bordo de especies en peligro o particularmente vulnerables, incluyendo el cailón y el jaquetón; que se establezcan límites de capturas según criterios científicos y de precaución para la tintorera y el marrajo.
Además, exige que se requiera la declaración de datos de capturas para el desembarco de una especie concreta, así como que los tiburones que sean desembarcados con las aletas total o parcialmente adheridas de forma natural para mejorar así las actuales medidas de ICCAT contra el cercenamiento de aletas (finning).
"Es hora de que ICCAT adopte medidas significativas para proteger a los tiburones", ha demandado la directora de la campaña de fauna marina de Oceana Elizabeth Griffin Wilson, que recuerda que muchas especies de tiburones del Atlántico son "muy vulnerables" porque sus tasas reproductivas son "excepcionalmente bajas", a pesar de lo cual, carecen de protección internacional.
"Nos arriesgamos a vaciar los océanos de un depredador vital para el ecosistema y a que no vuelvan a ser como los conocemos hoy en día", ha advertido.
Durante la cita de Turquía, Oceana instará también a las partes (48 estados) a que actúen "inmediatamente" contra la sobrepesca del pez espada en el Mediterráneo, una especie que no tiene ningún plan de gestión a pesar de llevar largo tiempo sobreexplotado en este mar y pese a los altos niveles de inexactitud en los datos declarados y de la pesca ilegal con redes de deriva. Además, entre el 50 por ciento y el 70 por ciento de las capturas son juveniles que no se han reproducido nunca.
A este respecto, Oceana considera que solo se podría preservar esta especie mediante un plan de gestión integral con criterios científicos que incluya límites de capturas, restricciones de acceso a la flota de palangre de superficie, tallas mínimas de desembarco y medidas adicionales para garantizar su cumplimiento.
La responsable de pesca de Oceana Europa, María José Cornax, ha denunciado que la ilegalidad y la falta de gestión endémicas en el Mediterráneo está trasnformándolo "en un mar vacío". "Ya lo hemos visto con el atún rojo y pronto ocurrirá con el pez espada y con el resto de especies de ICCAT si no actuamos ahora", ha apostillado.
Noticias relacionadas:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada